Es algo totalmente habitual. Cuando dos personas pasan mucho tiempo juntos, los roces, discusiones, peleas y cualquier otro tipo de conflictos nacerán de forma inevitable. Y creemos que es importante que estés preparado. En este post no te daremos consejo sobre cómo evitar que sucedan pelas en pareja, porque es algo totalmente habitual, sino más bien cómo ser capaz de aprovecharlos para hacer de vuestra relación algo más duradero y fuerte.

CONVIVIR EN PAREJA NO ES FÁCIL

Tener pareja requiere un esfuerzo. Requiere un sacrificio. No basta con mostrarte únicamente al principio como alguien romántico, que sorprende constantemente a la otra persona, como alguien que lo haría todo por él o ella.

Tener pareja requiere conquistar a la otra persona diariamente. Y eso supone un esfuerzo. Debes ponerle ganas y ganas. Porque no será fácil. Habrá situaciones en las que inevitablemente tendréis opiniones distintas, o querréis actuar de forma completamente diferente.

Es por eso que debes hacer ciertos esfuerzos. Una serie de esfuerzos necesarios para que la relación funcione de forma correcta y pueda ser de lo más duradera y feliz posible.

¿QUÉ HACER PARA ESTRECHAR LA RELACIÓN?

En primer lugar, la respuesta pasa por conocer exactamente qué supone convivir en pareja. Informarte sobre qué necesidades tienen los hombres o mujeres (tu sexo opuesto) en el día a día, y cómo debes actuar ante eso, será algo fundamental. Debes desarrollar una “consciencia de relación”.

Deberás aprender cómo comunicarte con la otra persona de la forma más asertiva posible, poniéndote siempre de su parte, y nunca en su contra. Deberás ser capaz de observar qué aspectos de la relación están yendo mejor y cuáles peor; y, una vez identificados, tomar acción para corregirlos de la mejor manera posible.

Quizás todo esto te suene muy complicado, pero realmente no lo es tanto. A modo de facilitarte el trabajo, te proponemos un curso online que solucionará muchos de tus problemas en pareja.

CURSO SOBRE LOS CONFLICTOS EN LA PAREJA

DESCRIPCIÓN

La pareja es, ante todo, relación, interacción, intercambio, dar y recibir y es en este dinamismo donde se encuentra la “raíz del amor” y donde fundamentalmente se han de buscar las causas de la armonía y del deterioro de la pareja.

Todos deseamos compañía, recreo y pasión y tendemos a desarrollar relaciones que nos ayuden a satisfacer cada uno de estos tres deseos. Es muy importante no limitarse a las grandes palabras sobre el amor en la pareja y descender a los hechos y a la realidad concreta de la pareja, operativizando su relación y problemas para desde ahí superarlos. Existe una interdependencia entre los problemas individuales y los conyugales; problemas personales pueden producir problemas de pareja y a la inversa (ej. Depresión, estrés, problemas sexuales, económicos, etc…) seis de cada diez separados padecen estos problemas.

Mediante una óptica psicológica muy eficaz, aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la convivencia en pareja, las necesidades de la otra persona, y cómo comunicarte con ella de la forma que mejor potencie vuestra relación.

Aplica una serie de técnicas de pareja que estrecharan el vínculo emocional que habéis desarrollado. Además, serás capaz de resolver todos y cada uno de los conflictos que estén impidiendo que vuestra relación avance.

Ya son muchas las personas que han tomado este curso y han visto como su relación amorosa mejoraba enormemente. ¿Quieres ser el siguiente?

Hoycitas lo recomienda¡!

Publicado: 29 de Septiembre de 2017