Cada profesional adopta un rol diferente dentro de las organizaciones, la labor de estos es fundamental y es el motor que mueve a las empresas, ya que sus conocimientos y habilidades son los que impulsarán el éxito.

Dentro de las compañías pueden existir colaboradores internos o externos, las dos figuras son necesarias, porque su trabajo contribuirá a que las labores de la organización se ejecuten correctamente, lo que garantizará que el ritmo del emprendimiento fluya eficientemente.

Podemos decir que el colaborador, es decir, el talento, es el activo principal en la empresa, este factor se ha convertido en los últimos años en el elemento principal de éxito en las organizaciones.

Tipo de colaboradores

Los colaboradores o trabajadores de una organización pueden trabajar dentro o fuera de ella, a continuación, te explicamos:

Los internos: Son el equipo de profesionales que conforman tu compañía y realizan actividades precisas, de confianza, deben trabajar bien cohesionados, con un alto grado de compromiso. Estos deben laborar en conjunto para alcanzar los objetivos planteados.

Los externos: Puede que tu empresa requiera las habilidades de un experto en cierta área fuera de las que ya existen dentro de tu compañía, por ello se contratan a colaboradores externos para ejecutar labores dentro de un determinado proyecto. Estos realizarán tareas específicas, son conocidos como freelancers, trabajadores autónomos e incluso existen empresas que ofrecen ciertos servicios de forma independiente.

Cabe destacar que se pueden crear excelentes equipos laborales uniendo a los dos tipos de trabajadores, esto hará que las metas trazadas se cumplan eficientemente en plazos más reducidos. 

¿Qué valores debe tener un colaborador?

Uno de los valores fundamentales que debe tener todo colaborador es el compromiso con las labores o funciones que cumple dentro de la empresa, realizar los trabajos a tiempo, cumplir con todos sus quehaceres y ser eficiente. Esta es una cualidad que tanto el interno como el externo deben poseer.

También ser proactivos es necesario, lo ideal es que siempre tengan la iniciativa de emprender nuevos proyectos, buscar soluciones a problemas que se vayan presentando en el camino, además que se mantengan en constante aprendizaje.     

La innovación, es una de esas características estrella que se requiere para crear nuevas estrategias, o que faciliten mucho más el desarrollo de la actividad interna dentro de la organización.

La creatividad no debe olvidarse, esta cualidad ayudará a que surjan nuevas ideas para desarrollar de una forma más atractiva esos proyectos que se tienen planeados.

Existen otras cualidades de gran importancia que deben tener presente, tales como: La responsabilidad, inteligencia emocional, respeto y puntualidad.

Viendo lo anterior podemos decir, que los colaboradores son un recurso ineludible en las empresas, sean internos o externos, ambos aportan con su trabajo un grano de arena para alcanzar en conjunto el éxito de una compañía. 

Sóis  el activo más valioso de HoyCitas.com

Cristian Martínez, 

Licenciado en Comunicación Social.

Email:  martinezcristian3@gmail.com

Kevin Castillo

Lincenciado en Comunicación Social

kelvin.dacas23@gmail.com 

Óscar Hurtado

Diseñador Grafico

matteyx2000@yahoo.es

Judith Viudes 

Psicóloga y Sexóloga

Imagenes:

Pixabay

Depositophotos








Publicado: 15 de Agosto de 2017 a las 17:04